Herbalife Nutrition Portal

Menú Search

Las mejores pechugas de pollo y las más fáciles de preparar

Esta es una técnica muy simple que produce siempre un pollo jugoso. El pollo se sazona, se dora por un lado, luego se tapa y se deja cocinar con sus propios jugos.

Lo que necesitarás

4 mitades de pechuga de pollo deshuesado y sin piel, aproximadamente de 5 onzas cada una
Sal y pimienta
1 cucharada de aceite de oliva
¼ de taza de jugo de naranja
1 cucharadita de estragón seco

Condimenta las mitades de pechuga de pavo con sal y pimienta.

Calienta una sartén para freír (o cualquier otra sartén poco profunda con tapa) a fuego medio-alto hasta que esté caliente, luego rocía aceite de oliva. Coloca las pechugas de pollo en la sartén caliente y cocínalas durante 5 minutos, o hasta que estén bien doradas por un lado. Dales la vuelta a las pechugas de pollo, reduce el fuego a medio-bajo, y añade el estragón y el jugo de naranja. Tapa la sartén y deja que el pollo se cocine bien - aproximadamente de 10 a 15 minutos, dependiendo del tamaño de las piezas de pollo.

Cuando el pollo esté listo, retíralo de la sartén y vuelve a poner el fuego en alto. Cocina y revuelve los jugos de la sartén por 1 a 2 minutos para reducirlos a una cantidad muy pequeña — debe haber solo lo suficiente para cubrir apenas el fondo de la sartén — y debe verse como un glaseado. Apaga el fuego, vuelve a añadir las piezas de pollo al glaseado en la sartén, y dales la vuelta unas cuantas veces para cubrirlas con los jugos de la sartén. Ponlas en platos y rocía sobre el pollo todo jugo restante.

Per Serving (1 breast half): Calorias: 225
Proteina: 35 g
Carbohidrato: 1g
Grasa: 8 g

También podría gustarte...